Decires de mujeres

Me hubiera gustado que alguien me lo haya dicho antes

de mirar tus ojos plagados de engaño

que hicieron a un lado

mis locos ensueños.

 

Quizás el sabido secreto estalló en mi voz

en oscuros  reproches

opacando la luz de lo dicho

a través de mi boca.

 

Hubiera guardado en mi cuerpo los sutiles gestos

de aquellos encuentros

para no ser entregados

al dulce olvido con tu partida.

 

Quizás convocadas las muchas mujeres que habitan en una

respondiendo al llamado eterno

vienen a tu encuentro

en un fatal conjuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.