Manos delatoras

Las manos apresan el tiempo para que no se escape
y el tiempo se venga dejándoles profundas huellas
levantando cordilleras hinchadas de azul
formando lagunas de manchas oscuras
atrofiando dedos perfectos por gruesos y torcidos

Las manos emiten lenguajes antiguos
repitiendo gestos desde que nacieron
Pasaron los años y millones de hombres
de manos que matan poblaron la tierra
Pero hubo otros de manos que acarician
esparciendo gestos por todo el orbe.

Hay manos que crean
otras que destruyen
Hay manos que nutren
otras que acumulan

*************** ****************

Cuando miro mis manos
posadas sobre la mesa
ahuecadas sobre su dedo pulgar
rodeado de los cuatro dedos
veo las manos de mi abuela.
Nidos de amor perfumados
de azúcar y vainilla
de pan y canela
sobre el rosado mantel

Algunas veces, al levantar mis brazos
las manos de mi padre cuelgan
sobre mi cabeza.
Y reconozco en mis uñas las chatas y cuadradas
de sus dedos.
Sus manos eran rudas y fuertes
surcadas por líneas oscuras
de fogonero .

Cuando quiero seducir
llevo puestas
las manos de mi madre.
Vestidas de seda
hablan un lenguaje de caricias,
se alivianan
se ponen transparentes
revolotean y juegan
no dejan de reír

En el jardín está el mundo floreciendo para mí
en las manos de mi hija
en ellas veo el milagro hecho carne
desvalidas y nuevas ensayan cómo aferrarse
al hilo delgado y frágil que las mantiene
de este lado de la vida.
Con sus dedos conoce sin saber que conoce
con sus manos aprieta hasta definir los trazos
de una huella de vida incipiente
y el pulgar lo succiona
marcando las rayas de su identidad.
Aprende a ver, mirándolas.
Y de a ratos parece poseer el mundo
como si el misterio del alpha y omega
rozara sus manos
tocara sus dedos
abismándola absorta en la eternidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.