El encantador de serpientes

—Sr. Ministro, le agradecemos muy especialmente su presencia en nuestros estudios a pesar la muy apretada agenda de trabajo que seguramente Ud. tiene.
—Yo tengo muy claro, señor periodista, que mi investidura no me da privilegios, sino que me impone responsabilidades y, tratar de informar a nuestros compatriotas de la marcha de la economía, es mi primer deber .
—Como Ud. seguramente sabrá, el candidato del principal partido opositor ha enfatizado mucho en su reciente campaña los traspiés que nuestra economía ha sufrido en los últimos meses.
—De ninguna manera corresponde hablar de traspiés en nuestro país. Estamos pasando por uno de los mejores momentos de nuestra historia en materia económica. Nuestro PBI supera todos nuestros valores históricos. Nos han subido otro escalón las calificadoras de crédito internacionales. Yo no estoy diciendo que esto sea solo mérito de mi trabajo, esto es, sin duda, el mérito del trabajo y esfuerzo de todos y cada uno de nuestros ciudadanos. Debemos felicitarnos todos con entusiasmo. Nos lo merecemos.
—Bueno, en realidad, algunos sectores se quejan seriamente de la situación actual. Los exportadores de ciertos productos aseguran no poder competir por los costos nacionales.
—Esta semana hemos integrado un Comité Multidisciplinario para desarrollar un paquete de medidas para estimular las exportaciones. Estamos seguros de que en los próximos meses esos empresarios comenzarán a ver los resultados. Nada es más importante para un Ministro de Economía que la marcha de las exportaciones. Es el trabajo de los compatriotas lo que se exporta, eso lo defenderemos siempre.
—También hay preocupación en la opinión pública por la huelga generalizada en los sistemas de salud. Los sindicatos alegan que el gobierno no cumplió los acuerdos y además no les contesta a sus planteos.
—Estamos muy conscientes de los reclamos de los trabajadores de la salud. Los que trabajan día a día salvando vidas y ahorrando sufrimientos merecen estar satisfechos con sus remuneraciones. Ya le hemos indicado al Sindicato el plan de incentivos por desempeño. Eso está ahora en manos de nuestros asesores jurídicos y, en poco tiempo, será aplicado. Nadie debe temer por la atención a su salud en nuestro querido país.
—Recientemente un ex funcionario de su Ministerio realizó, públicamente, comentarios sobre el estado fiscal y financiero del país. Según él, el país está mucho más endeudado de lo que su Ministerio reconoce.
—Ud., señor periodista, sabe que no es mi costumbre descalificar a quienes critican la gestión de nuestro partido en la administración de la cosa pública. Ud. puede estar seguro que daremos aún nuestra vida, si es necesario, para defender el derecho de todo ciudadano de criticar a su gobierno, si así lo entiende pertinente. Pero permítame decir que comentarios ligeros sobre temas económicos generan errores y confusiones. Ud. es un hombre informado y sabe bien que, en la economía, no hay un número solo que diga todo. Las finanzas del país están compuestas por las cuentas a cobrar en nuestro país y en el extranjero, títulos de deuda de otros países, participaciones financieras y fondos de pensión de varios lugares del mundo, reservas de los bancos de seguros propios y privados, más los balances de los bancos estatales. También hay que considerar los recursos eventuales de posibles adjudicaciones nacionales e internacionales a las que tenemos derecho. Es un tema muy complejo, pero yo le garantizo a Ud. y a mis compatriotas que estamos más firmes que nunca en nuestra posición económica. Ningún ciudadano debe perder el sueño por los números del país, créamelo.
—Simplificado el tema, Ud. ¿diría que estamos bien?
—Nunca hemos estado tan bien, se lo aseguro.
—Sr. Ministro, agradecemos su presencia y sus explicaciones. La suya es una ciencia que asusta un poco a los pobres mortales que no estamos formados en ella.
—Para eso, Sr. periodista, el país tiene sus ministros. Muy buenas noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.